Las relaciones sólidas y significativas forjadas entre docentes, padres y estudiantes son esenciales para el desarrollo personal de los chicos a lo largo de cada etapa de su desarrollo académico, emocional y físico.

Nuestros docentes están comprometidos a trabajar juntos para brindar  una atmósfera estimulante y alentadora en el Colegio. Sin embargo, no será posible alcanzar los objetivos propuestos sin la cooperación y apoyo de los padres.  Necesitamos que los padres apoyen el trabajo de los profesores para asegurarnos de que cada niño o niña alcance todo su potencial.