Algunas familias del Colegio Markham han defendido los mismos colores por varias generaciones. Cada nueva familia del colegio se unirá a un House en particular y comenzará una tradición familiar propia.

Siguiendo las tradiciones británicas, el Colegio Markham comienza el sistema de Houses en segundo grado de primaria, que es cuando cada estudiante empieza a usar los colores de uno de los cuatro Houses: Cochrane, Guise, Miller y Rowcroft.

La piedra angular de cualquier House es el trabajo en equipo. El exitoso trabajo en equipo está basado en la promoción de los talentos individuales de todos los miembros del House y el respeto hacia los líderes del equipo.

Cada House está dirigido por un profesor y una profesora, a quienes se les confiere el cargo de House Masters. Su rol es guiar a los Capitanes de sus Houses (chicos y chicas escogidos como Prefects) en el manejo y organización del House, con el objetivo de conducirlo a la victoria.

El sistema de puntaje de Houses es aplicado a varias áreas del colegio en donde los alumnos compiten en equipo. Se acumulan puntos a lo largo del año en actividades deportivas, culturales, académicas y otras, cómo el espíritu deportivo. Las competencias mayores incluyen el campeonato de natación, el campeonato de atletismo, la carrera de obstáculos, los resultados en el Examen de Cultura General del Headmaster, el espectáculo Markham en Escena, Debate, Diseño y Tecnología, Matemáticas y Arte.

Los alumnos están muy orgullosos de sus Houses y estimulan a los otros miembros de él a participar en la mejor forma posible. Con la variedad de eventos que se llevan a cabo a lo largo del año, todos los alumnos son capaces de encontrar algo que ofrecer a su House.

El House ganador es premiado con el Escudo 'Founder's Shield' en el Speech Day (ceremonia de clausura).