Alguna vez me preguntaron qué era lo que definía al Markham. Al pensar mi respuesta instintivamente busqué aquello que es permanente. ¿No es acaso aquello permanente lo que define la identidad? Y mi respuesta me sorprendió. Respondí: “el cambio”. Aunque parezca paradójico, lo único permanente en nuestro colegio es el cambio. 
 
Y sin embargo, quizá sea la educación una de las actividades más conservadoras de la sociedad. En última instancia tiene el deber de perpetuar el conocimiento y transmitir los valores vigentes. Pero, y ese es el reto, tiene también que preparar a sus egresados para vivir en una sociedad que aún no existe, porque está en el futuro. Y un futuro que hoy es más difícil de vislumbrar debido a la rapidez impuesta por los cambios que la tecnología trae a nuestra vida cotidiana y profesional. 
 
Como exalumno, como profesor, como padre de familia y, ahora, como Director, me siento profundamente orgulloso de mi colegio. Studiis et rebus honestis: “for honorable studies and pursuits” reza nuestro lema tomado de un texto del poeta latino Virgilio. Fue visionario quien lo escogió, pues lo que perseguimos no es solo la formación académica, sino la formación de peruanos con imaginación fecunda, mente libre y ética sólida. 
 

Disfruten de esta ventana a la vida en el Markham.

Sr Marco Bassino 

 

 




Bassino

Marco Bassino (Director)